La gestión de recursos humanos es una práctica anclada en los orígenes de la división del trabajo, hoy por hoy una profesión clave al interior de una organización.

Con el correr de los años los trabajadores han pasado a ser interlocutores dotados de poder, organizados, que, por la vía del conflicto, la negociación, y en otros casos, la colaboración, han ido modificando la fisonomía del trabajo y las políticas relativas a su desarrollo.

Distintas  investigaciones han establecido que las características físicas del ambiente de trabajo tienen un efecto en la productividad de los trabajadores, teniendo consecuencias insospechadas sobre las variables psicodinámicas que influyen en el desempeño de las personas.

Según la Teoría del Capital Humano de Gary Becker, la calidad de los recursos humanos, son una función crítica del crecimiento y del desarrollo de las sociedades.

Con  la Teoría de Becker como base, nuevas afirmaciones han establecido el actual escenario de los RRHH y que se resume en tres ejes:

a) El primero dice relación con el advenimiento de la sociedad postindustrial. Esta pondrá el centro de la producción de valor en intangibles como el diseño, innovación, etc.

b) El llamado “toyotismo” que hace del cliente el punto de partida de los procesos de producción, invirtiendo la lógica centralizada, otorgando a los trabajadores la capacidad para gestionar y hacer reingeniería de los procesos productivos, conforme se modifica la demanda.

c) Por último, las emergentes Teorías de las Capacidades, esto es, cómo un trabajador usa con flexibilidad su capital cognitivo y de experiencia, a propósito de desafíos laborales cada vez más complejos e inciertos producto del cambio permanente que trae aparejada la modernidad.

En ULL formamos profesionales capaces de gestionar, liderar y establecer procesos de selección de personal, remuneraciones, capacitación, bienestar y legislación laboral, desde una aparente matriz matemática. Asimismo, nos preocupamos de potenciar el trabajo en equipo y en ver a los trabajadores como personas que forman parte del equipo humano de una empresa, y no como un trabajador más o un simple número.